Tripulación de Vuelo – Jerarquías

La Tripulación 

Se denomina Tripulación a lapersona o conjunto de personas a quien el explotador asigna obligaciones a cumplir a bordo durante el tiempo de vuelo. La cantidad de tripulantes asignados para determinado vuelo variará según la cantidad de plazas en el avión y según el servicio a bordo previsto por la empresa, pero nunca será menor que lo estipulado por la Autoridad Aeronáutica (reglamentaciones vigentes). 

Para proveer la adecuada seguridad en caso de emergencia, todos los vuelos con pasajeros deberán ser planificados y ejecutados con tripulación calificada de acuerdo al siguiente detalle: 

Capacidad de pasajeros por aeronave y cantidad de Tripulantes necesarios:

  • De 20 hasta 44 plazas 1 TCP
  • De 45 hasta 104 plazas 2 TCP
  • De 105 hasta 145 plazas 3 TCP
  • De 146 hasta 191 plazas 4 TCP
  • Más de 191 plazas se incluirá 1 TCP cada 50 plazas. 

NOTA: Los TCPS en instrucción no deberán ser incluidos dentro de los requisitos anteriores.

Generalmente, para operaciones domésticas, por el tipo de aeronaves que operan (BOEING 737 – AIRBUS 320 – EMBRAER 190) se emplean entre 3 y 4 TCPs.


Jerarquía dentro de la Tripulación de Vuelo (Pilotos – TCPs)

\"\"

Capitán (Comandante) 
El Comandante es el piloto al mando de la aeronave y es el representante de la línea aérea para el cual fue asignado, ejerciendo su autoridad acorde a la legislación.

Tiene responsabilidad sobre la seguridad de la aeronave que le fue asignada, su aceptación para el servicio y el mantenimiento de su condición de aeronavegabilidad durante la ejecución del vuelo, como así también, la eficiencia en la conducción del mismo.

Es responsable de verificar que la tripulación se encuentre legalmente certificada, habilitada y en condiciones físicas adecuadas. La seguridad de los pasajeros, la tripulación y la carga a bordo también están asignadas al Comandante. En caso de situaciones de emergencia actuará con sentido común, acorde a las leyes vigentes y los procedimientos de la aeronave y empresa.

Es la autoridad máxima a bordo, tiene poder de disciplina sobre la tripulación y autoridad sobre los pasajeros. 

\"\"

Primer Oficial (Copiloto) 

La función del Primer Oficial, es asistir al Capitán en la ejecución del vuelo. Dentro de la cabina, luego, entre el Capitán y Primer Oficial podrán ocupar diferentes roles en las diferentes fases del vuelo, pero el responsable y autoridad máxima es el Capitán, Comandante de la aeronave.

Además, el copiloto es el reemplazo natural del Comandante en caso de incapacitación del mismo. Depende funcionalmente del Comandante y desempeña tareas propias del piloto antes, durante y después del vuelo. 

\"\"

Jefe de Cabina (Comisario de a bordo) 

Tripulante designado por la empresa el cual es el responsable de la seguridad de los pasajeros y del servicio a bordo, así como del cumplimiento de las funciones asignadas a los TCPs que de él o ella dependen. Así mismo es responsable de hacer cumplir las normas de seguridad a los pasajeros y de conocer los procedimientos de emergencia y primeros auxilios. Es responsable del Briefing dado a la tripulación, en conjunto con el Comandante. También de la Documentación del Vuelo, Documentación de UM (menores no acompañados) y toda Documentación de pasajeros enfermos, pasajeros privados de la libertad, etc., P.I.L (PASSENGER INFORMATION LIST). Le dependen los TCP de menor antigüedad.

\"\"

Los TCP deben reconocer y respetar su autoridad: 

  • Deben comprender que su tarea es en equipo, pero conducida por el Jefe de Cabina. 
  • Deben mantenerlo/a informado/a de cualquier irregularidad. 

Tripulante de Cabina de Pasajeros 

\"\"

Ninguna persona podrá actuar como miembro de la tripulación de vuelo de una aeronave si no es titular de la respectiva licencia otorgada por la Autoridad Aeronáutica competente argentina o por el Estado donde esté matriculada la misma.

Los tripulantes deberán llevar consigo la licencia, mientras desempeñan a bordo de una aeronave las funciones acreditadas por la misma y están obligados a presentarla cuando se lo pida la Autoridad Aeronáutica competente.

Antes del despegue e inmediatamente después del aterrizaje el piloto al mando de la aeronave o su representante designado deberá presentarse en la Oficina ARO-AIS (Aeronautical Report Office – Aeronautical Information Services) del aeródromo, muñido de la documentación correspondiente, a fin de que se realicen las verificaciones relativas a la tripulación, aeronave, pasajeros y carga, prescriptas por las disposiciones legales en vigencia.

Las autoridades actuantes podrán requerir la presentación personal de cualquiera o todos los tripulantes, como asimismo disponer la inspección de la aeronave. En los aeródromos que carezcan de oficinas ARO-AIS, las atribuciones emergentes de este número competen a la autoridad actuante que incluyen en último término al propietario del aeródromo. 

No se podrá ingerir bebidas alcohólicas, ni fármacos (este último excepto que estuviere prescripto por el médico aeronáutico designado por el explotador) 8 horas antes del inicio de su servicio de vuelo y hasta finalizado el mismo.

Medio ambiente de cabina y condiciones de trabajo del TCP 

Características del ambiente de cabina: las aeronaves vuelan a una altitud donde la temperatura exterior es de aproximadamente -50°C y la presión atmosférica es tan baja que no permite la oxigenación normal del organismo. Para hacer posible un viaje seguro y confortable, las aeronaves incorporan una serie de sistemas que permiten crear un ambiente de cabina adecuado y confortable para la vida humana. En general el ambiente de cabina no altera la salud de las personas. 

Factores Mecánicos: el espacio disponible en los aviones es reducido. El TCP debe aprender a moverse en este espacio, manejando varios elementos a la vez de los cuales muchos pueden ser voluminosos y pesados. 

Factores Físicos: la cabina y sus ocupantes están sometidos a movimientos y aceleraciones en los tres ejes del espacio. La ausencia de referencias externas favorece la aparición de mareos y desorientación espacial.

En la cabina se producen cambios rápidos de presión atmosférica. La disminución de la presión del aire que respiramos, que se produce al ascender, determina una menor oxigenación del organismo. Los cambios en los volúmenes de gases pueden provocar un baro trauma (ej.: oídos tapados porque no funcionan los mecanismos de compensación). Los casos se agravan en una despresurización rápida de la cabina. Los motores y el roce del avión con el aire producen ruido y vibraciones durante el vuelo, éstos se sienten en mayor medida en la parte posterior del avión, dependiendo del diseño del mismo, ubicación de motores, etc.

La temperatura de la cabina se mantiene en un rango estable y agradable (24°C) gracias a los sistemas de acondicionamiento dirigidos desde el cockpit. La humedad relativa del aire en la cabina es baja (4%), debido a la presencia mínima de vapor de agua en el exterior y al proceso de acondicionamiento del aire. La falta de humedad hace que las mucosas de los labios y las conjuntivas de los ojos se resequen levemente. Para paliar los efectos de la baja humedad en un día de vuelo se debe beber agua (un vaso de agua por hora) y se pueden utilizar cremas hidratantes para labios y piel, también lágrimas artificiales para los ojos.

Factores Químicos: la recirculación de aire en las cabinas presurizadas aumenta muy discretamente el porcentaje de dióxido de carbono. Los niveles que alcanza son muy bajos, sin efecto apreciable sobre la salud. Para el TCP, además de los efectos habituales (enfermedades cardio-respiratorias, cáncer, etc.), disminuye: 

• Tolerancia a la hipoxia. 

• Agudeza visual nocturna. 

• Tolerancia a las aceleraciones. 

• Habilidad manual. 

• Pericia para maniobras habituales. 

• Reflejos. 

Además, el tabaco altera la percepción, provoca mayor tendencia al sueño, aumenta el cansancio muscular y provoca fatiga. 

Factores Biológicos 

La posibilidad de contagio de enfermedades en el avión se relaciona con: 

• Posible presencia de insectos transmisores de enfermedades. 

• Pasajeros que desconozcan o no declaren que portan enfermedades transmisibles. 

El riesgo de contagio es pequeño ya que las aeronaves de desinfectan regularmente y los aeropuertos internacionales deben disponer de medidas anti-insectos. Además, para contagiase de otras personas es preciso estar en contacto con el enfermo por un tiempo prolongado. Otro dato importante es que los sistemas de aire acondicionado de las aeronaves disponen de filtros para mantener el aire purificado el mayor tiempo posible, además de la recirculación constante.  

error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×