Reglamentación

Reglamentación OACI

El crecimiento de la aviación civil desde 1945 ha requerido una mayor participación de las organizaciones gubernamentales. Los organismos reguladores han considerado necesario intensificar los procesos de control que rigen disciplinas como el diseño, fabricación y operación de las aeronaves. En todo momento, la OACI ha tenido un papel importante en la coordinación y estandarización de estos desarrollos.

La aviación se basa en leyes y reglamentos, la mayoría de los cuales tienen como objetivo mantener o mejorar la seguridad. Esto es particularmente cierto para el transporte aéreo regular que ha alcanzado niveles de seguridad iguales a los del transporte tradicional. Este enfoque de la seguridad, a menudo denominado seguridad reglamentaria, es un elemento esencial de la aviación.

En la mayoría de los Estados, el departamento o la autoridad de aviación civil tiene la responsabilidad de lograr un alto nivel de seguridad. Por lo general, se encarga de esto mediante la formulación de reglamentos y procedimientos basados ​​en los SARPS – Standards and Recommended Practices – de la OACI, adaptados cuando sea necesario para cumplir con las condiciones ambientales u operativas locales. Luego, se establecen procesos de inspección y ejecución para garantizar que la comunidad de la aviación cumpla con las regulaciones nacionales.

Cuando los Estados no pueden, por cualquier motivo, adaptar su legislación nacional para ajustarse a los SARPS de la OACI, están obligados a presentar una \”diferencia\”. Esto es publicado por la OACI e indica a otros Estados y usuarios que su legislación difiere de las normas acordadas internacionalmente. La mayoría de los Estados cumplen con esta importante práctica. Los procedimientos reglamentarios de seguridad de un estado generalmente incluyen lo siguiente:

  1. responder a las deficiencias de seguridad descubiertas;
  2. incorporar avances tecnológicos;
  3. revisión continua de la normativa a la luz de la experiencia.

Por lo general, estos procedimientos se comprenden bien. Por ejemplo, los procedimientos de los Estados relacionados con el Anexo 6 ​​de la OACI – Operación de aeronaves, Anexo 8 – Aeronavegabilidad y el Manual Técnico de Aeronavegabilidad están bien desarrollados y documentados.

Aunque, cuando hablamos de prevención de accidentes, debemos tener en cuenta que es una materia que se encuentra en permanente desarrollo y evoluciona a la par de las nuevas tecnologías con el objeto de prevenir los accidentes en un ambiente tan dinámico y de gran crecimiento como es el aeronáutico. Esto provoca la necesidad de evolución de los estudios sobre la prevención de accidentes y al mismo tiempo la necesidad de adopción de las nuevas medidas a nivel global.

Esto puede observarse en los requisitos en materia de seguridad que OACI pide a los Estados. Estos requisitos se constituyen en dos herramientas principales que deben desarrollar:

  • Programas de Seguridad Operacional: Conjunto integrado de reglamentos y actividades encaminados a mejorar la seguridad operacional.
  • Sistemas de Gestión de la Seguridad Operacional (SMS): Enfoque sistemático para la gestión de la seguridad operacional, que incluye la estructura orgánica, las líneas de responsabilidad, las políticas y los procedimientos necesarios para ese fin.

El programa de seguridad operacional es amplio e incluye muchas actividades, comprende los reglamentos e instrucciones para la realización de las operaciones seguras, tanto de los operadores cómo de quienes brindan los servicios de tránsito aéreo (ATS), aeródromos y mantenimiento de aeronaves.

El programa de seguridad operacional puede incluir las actividades que permitan la implementación adecuada y coherente del (SMS), tales como la notificación de incidentes, investigaciones y auditorías de seguridad operacional y promoción de la seguridad operacional.

Sistema de notificación de Seguridad Aeronáutica de OACI

La función de la OACI es brindar procedimientos y orientar la operación segura de las aeronaves. Para ello elabora métodos recomendados (SARPS) y procedimientos (PANS). Estos documentos definen el marco internacional para promover la seguridad operacional y la eficiencia en la aviación.

Promueve la seguridad operacional de la aviación en los Estados difundiendo información a través de documentación:

  • Difundiendo información sobre accidentes e incidentes de aviación por medio del sistema de notificación de datos sobre accidentes/incidentes Accident and Incident Data Reporting (ADREP) y por otros medios;
  • Difundiendo información sobre seguridad operacional de la aviación en publicaciones y, más recientemente, en formato electrónico; y participando en conferencias, seminarios y otras reuniones que tratan de aspectos específicos de la seguridad operacional de la aviación (es decir, investigación de accidentes, prevención de accidentes y factores humanos); y
  • Realizando auditorías en el marco del Programa universal de auditoría de la vigilancia de la seguridad operacional (USOAP).

 

Sistema de notificación de Seguridad Aeronáutica de OACI

Los Estados, como signatarios del Convenio de Chicago tienen la obligación de respetar las SARPS y generar el marco legal, normativo y jurídico que permita una gestión eficaz de la seguridad operacional.

Para lograrlo establece un ente, normalmente llamado Administración de Aviación Civil con los poderes necesarios para asegurar el cumplimiento de los reglamentos. Esta responsabilidad incluye:

  • Establecer la autoridad oficial y las delegaciones necesarias para controlar la industria de la aviación;
  • asegurar que dicha autoridad tiene una dotación de funcionarios técnicos competentes; y
  • mantener un sistema efectivo de vigilancia de la seguridad operacional para evaluar si los requisitos reglamentarios se cumplen.

Este ente en la República Argentina se llama Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), y con el objeto de cumplir lo determinado por OACI en materia de seguridad operacional elaboró un programa de prevención de accidentes denominado Programa Nacional de Notificación de Eventos y Deficiencias de Seguridad Operacional (PNSO).

La implementación del PNSO es solo una parte del conjunto de actividades del plan de implementación de un Sistema de Gestión de la Seguridad Operacional (SSP) del Estado Argentino, en cumplimiento de lo requerido por OACI, sobre la base de un acuerdo entre la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC), el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), el Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial (INMAE) y la ANAC.

El objeto del PNSO es la obtención y el análisis de la información relativa a las deficiencias de seguridad operacional, a los peligros y en última instancia a los eventos de seguridad operacional que el personal operativo de los proveedores de servicios pudiera observar o experimentar durante sus actividades operativas.

Este objetivo se logrará por intermedio de la notificación por el personal operativo, que observará principios y procedimientos inequívocos y estandarizados.

Informes de Seguridad Aérea

Los informes de seguridad aérea revistan una gran importancia, la cual deriva de la imposibilidad por parte de quienes planifican las operaciones de aviación civil de anticipar todas las posibles interacciones operativas entre los distintos componentes del sistema aeronáutico y con ello comprender las posibles fuentes y formas de vulnerabilidad del sistema.

El PNSO operará sobre la base de dos tipos de categorías de notificaciones de seguridad operacional: notificaciones obligatorias sobre eventos y/o circunstancias, y notificaciones voluntarias sobre condiciones, eventos y/o circunstancias. Asimismo, estas podrán ser presentadas en forma confidencial para proteger al personal de posibles repercusiones disciplinarias si se considera necesario.

  1. Notificaciones Obligatorias: Circunstancias que hayan tenido o hayan podido tener consecuencias sobre la seguridad operacional y que no hayan dado lugar a un accidente o incidente grave.
  2. Notificaciones Voluntarias: Aquellas que relatan eventos o condiciones observadas o experimentadas durante las operaciones aéreas que no están comprendidos bajo la notificación obligatoria sobre eventos y/o circunstancias, que son evidencia de deficiencias de seguridad operacional o peligros.

El PNSO es un formulario único que se utiliza para informar los dos tipos de notificaciones, y principalmente debería ser presentado por el personal operativo: Aquél personal que participa directamente en las operaciones de aviación o su supervisión directa (tripulaciones de vuelo, controladores de tránsito aéreo, operadores de estaciones aeronáuticas, técnicos de mantenimiento, tripulaciones de cabina, despachantes de aeronaves, supervisores e inspectores de aviación civil, etc.). Aunque la normativa permite que los prestadores de servicio y agentes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad también puedan presentarlo.

La notificación se realizará preferiblemente vía internet (incluyendo mensajes en lenguaje corriente vía correo electrónico), así como por fax o por correo, y aun telefónicamente, sin perjuicio de su formalización posterior. El plazo de notificación no deberá exceder las 72 horas desde la ocurrencia del evento.

Plan de Emergencia de Aeródromo

La mayoría de los accidentes se produce en las cercanías de los aeródromos. Por ello el poder responder a tiempo y de manera apropiada a una aeronave en situación de emergencia es uno de los retos más críticos que enfrenta la administración de un aeródromo.

El plan de emergencia de aeródromo (AEP) es la herramienta para coordinar adecuadamente los esfuerzos entre la administración del aeródromo, las partes interesadas que trabajan en el aeródromo y quienes tendrán que ejecutar el plan. Describe los procedimientos para coordinar la respuesta de los diversos servicios del aeródromo y los organismos de la comunidad circundante que podrían ayudar a responder ante la emergencia.

El objetivo es reducir al mínimo los efectos de una emergencia, particularmente con respecto a salvar vidas y mantener las operaciones de aeronaves, independientemente de que un suceso sea un accidente o incidente “en el aeropuerto” o “fuera del aeropuerto”.

  • En el aeródromo:
    • Servicios de salvamento y extinción de incendios.
    • Servicios médicos.
    • Servicios de policía y de seguridad (protección).Administraciones de aeródromo, ATS, organismos de mantenimiento y explotadores de aeronaves.
  • Fuera del aeródromo:
    • Policía.
    • Departamentos de bomberos locales.
    • Servicios médicos.
    • Hospitales.
    • Autoridades de gobierno.
    • Militares.
    • Patrulla portuaria y guardacostas.
    • Otros organismos pertinentes.

Los AEP deben ser probados en forma completa, parcial y teórica regularmente para evaluar su vigencia y eliminar posibles deficiencias.

error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×