¿Qué es una Emergencia?

Es una circunstancia o conjunto de ellas, desarrolladas durante el vuelo o en tierra, que determinan una situación inesperada que conlleva un riesgo potencial para la seguridad, capaz de poner en peligro a la aeronave, las personas que en ella se encuentren y que requiere de la tripulación una actuación muy especial.

La responsabilidad total de una evacuación corresponde a la tripulación; la eficacia de los resultados depende de la forma en que desempeñen los procedimientos adecuados. Toda vez que un miembro de la tripulación este incapacitado, sus obligaciones son responsabilidad de los restantes tripulantes.

Una situación de emergencia requiere acción y decisión inmediata, el piloto al mando podrá realizar cualquier acción que considere necesaria en interés por la seguridad

La mayoría de las emergencias ocurren sin previo aviso. Los miembros de la tripulación deben estar siempre alertas y preparados mentalmente para emergencias inesperadas.

Las cualidades profesionales y de liderazgo de los auxiliares de a bordo durante cualquier situación de emergencia son un factor importante para la sobrevivencia en situaciones de emergencia. Debe alentarse a los TCP a que practiquen mentalmente los procedimientos de emergencia durante los vuelos normales y que examinen la ubicación y uso del equipo de emergencia.

¿Qué es un procedimiento de Emergencia?

Un procedimiento de Emergencia, son acciones que se llevan a cabo de manera metódica para resolver una situación que pone en riesgo o puede llegar a poner en riesgo la seguridad de la operación y/o vidas de las personas que están dentro y fuera de la aeronave (dependiendo del lugar y ocurrencia del hecho).

Las tripulaciones a menudo reciben entrenamiento sobre la resolución de casos atípicos y que generalmente están estipulados en los manuales de procedimientos de la aeronave y/o empresa de acuerdo a las condiciones de operación.

Ahora bien… ¿quién escribe, desarrolla o cuáles son las bases para redactar un procedimiento de emergencia?

Las aeronaves, de acuerdo a lo que estipula el fabricante en cuanto a la complejidad de sistemas y potenciales escenarios que pueden llegar a suscitarse en base a estudios de ingeniería, experiencia de fallas mecánicas, factores humanos, etc., se redactan procedimientos que deben realizarse de manera ordenada por cuanto la acción de cada uno de esos pasos implica ir resolviendo las cuestiones de urgencia para finalizar con medidas tendientes a mitigar el problema que origino la emergencia.

Es decir, en el ejemplo que a continuación se detalla, veremos como la resolución de la falla que originó la emergencia (sea mecánica o atribuida a errores de procedimientos por negligencia de los pilotos) debe ser resuelta de acuerdo al orden que se estipula porque en el caso contrario, la situación se agravaría.

\"\"

Por ejemplo: en esta situación, se plantea un procedimiento de DESPRESURIZACIÓN de cabina. Obsérvese que independientemente que se entabla una “Condición” de ocurrencia, el primer y segundo paso es asegurar que los pilotos al mando de la aeronave se coloquen sus máscaras (evitar hipoxia) y luego de eso entablar la comunicación como tripulación para proseguir con el procedimiento. Si este paso estuviese al final de la emergencia (exageración de la situación a los fines de instrucción) podría ocurrir que ambos pilotos mueran por hipoxia (el TCU “Tiempo de Conciencia Útil” por encima de 30.000 pies está por debajo de 60 segundos).

\"\"

Ahora, una vez que los pilotos aseguraron el suministro de oxígeno y las posibilidades de hipoxia prácticamente desaparecen, el procedimiento de los puntos 3 y 4 continúa con tratar de resolver el problema que origino la despresurización.

\"\"

Por último, da las acciones a seguir en el caso de que la falla mecánica no pueda ser resuelta o viceversa.

¿Quién es el responsable de dirigir las acciones?

Es responsabilidad del Comandante iniciar los procedimientos de emergencia.

Es fundamental que los TCP estén instruidos para reconocer una situación de emergencia, e iniciar las comunicaciones con la tripulación de vuelo.

La instrucción en materia de seguridad operacional que se le imparte a los TCP, debe estar encarada a fijar y adquirir conocimientos de naturaleza fundamentales (por ejemplo: la ubicación de los equipos de emergencia, la identificación de los diferentes extintores, la ubicación de las salidas de emergencia, etc.).

Esta instrucción solo puede ser eficaz, si además de las lecciones en el aula se realizan prácticas de demostraciones, y ejercicios manuales. Además también debe considerarse la experiencia adquirida por cada tripulante durante su carrera operativa, ya que la misma acompañada del correcto estudio y empleo de los medios, lograrán canalizar la toma de decisiones en situaciones críticas con un criterio lo más acertado posible.

Es muy importante la COMUNICACIÓN (clara y concisa), la COORDINACION de la tripulación y el TRABAJO EN EQUIPO, ya que sin estos tres aspectos, se pondrá en riesgo el cumplimiento de la misión la cual es, en un caso de emergencia, salvaguardar la vida de las personas operando adecuadamente el material disponible a bordo.

Comunicación y Coordinación de la Tripulación

Todos los tripulantes han de operar como un equipo, cuyo objetivo principal es la seguridad del vuelo.

Cualquier sensación, comportamiento u observación que alerte a los TCP debe ser reportada de inmediato a la tripulación de vuelo.

El rol de los TCP en cuanto a brindar información a la tripulación de vuelo puede ser crucial para prevenir incidentes.

Se recomienda el uso de un vocabulario claro, conciso y específico, haciendo uso de habilidades de comunicación, asertividad y liderazgo, para minimizar errores y ahorrar tiempo. Este último aspecto es fundamental, ya que en muchas ocasiones, dependiendo la situación, el tiempo es muy acotado y debe actuarse sin titubeos, de manera profesional y concisa, ya que del corto tiempo de respuesta o acción que tiene la tripulación de vuelo dependerá la continuidad de las acciones.

Un fuego que se propague más de lo previsto por incapacidad o desconocimiento del empleo de los equipos de emergencia, puede tener un desencadenante fatal para el vuelo.

Por otro lado, el desconocimiento de las acciones que deben tomarse luego de una situación particular por parte de los pilotos, también pone en riesgo a todo el vuelo.

Por ende, los aspectos a tener en cuenta para mitigar el tiempo de respuesta y hacerlo con PRECISIÓN son:

  • ENTRENAMIENTO
  • ESTUDIO
  • EXPERIENCIA

Canales de comunicación:

  • Desde Cabina de mando a Cabina de pasajeros.
  • Desde Cabina de pasajeros a Cabina de mando.

Si fallase cualquiera de estos canales de comunicación, la transmisión de la emergencia se vería interrumpida, lo que daría una solución inapropiada e ineficaz, factible de fallas.

El comandante debe impartir instrucciones al resto de su tripulación u ordenar la evacuación de emergencia. Si esto no ocurriera el TCP debe estar preparado para hacerlo, velando en resguardo por la seguridad de los pasajeros y con conocimiento que el tiempo es fundamental.

Se debe evaluar y actuar en forma eficaz y eficiente, esto convierte al TCP en líder, con la suficiente seguridad y confianza como para llevar adelante el desarrollo de la situación, proporcionándoles seguridad y orientación a todos los pasajeros.

Debemos destacar también que es fundamental diferenciar el liderazgo que se adquiere y la autoridad que se asigna. Lo óptimo es cuando ambas van juntas.

Las características del líder suelen ser innatas, pero la pericia de liderazgo puede ser desarrollada por todos mediante una instrucción apropiada.

Por este motivo, toda la tripulación de vuelo y en este caso el TCP debe entrenar sus características de liderazgo. Las personas que se encuentran en la aeronave, pasajeros, deben sentirse “protegidos” y “guiados” por personal que denote seguridad, confianza y profesionalismo en la ejecución de las acciones. Distinta sería la situación del comportamiento de las personas a bordo, si el TCP no sabe reaccionar, tiene dificultades para tomar decisiones, etc.

La postura del TCP puede representar autoridad para afrontar una situación de emergencia y esto se puede lograr a partir de las demostraciones de seguridad que serán percibidas por los pasajeros.

Los factores de mayor influencia en el líder son:

  • Personalidad: es innato o se adquieren durante las primeras etapas de la vida. Son características arraigadas, estables y muy resistente al cambio (agresividad, ambición y carácter).
  • Actitudinales: son tendencias o predisposiciones adquiridas y duraderas, más o menos previsibles, tendencia a responder de cierta forma. Estas se ven influenciadas por la recursividad del sistema.

Los líderes deben ser positivos, estimular al equipo, incentivar a la participación.

Las cualidades de líderes son fundamentales para los TCP, dado que el trabajo lo realizan en un medio hostil y presentan un sinnúmero de variables que afectan el estado psíquico de los individuos y su capacidad para reaccionar y decidir.

Alerta Situacional

Es la percepción del hecho que está aconteciendo con relación a uno mismo, a su tripulación, al líder, al comandante, y al medio que lo rodea en este momento y en el futuro próximo. Es cuando un individuo percibe la situación de la realidad que lo rodea y es capaz de actuar en consecuencia, de forma oportuna y de manera racional.

Prevención y Seguridad del Vuelo

Seguridad de vuelo es evitar lo imprevisto, corregir lo inadecuado, pero también fortalecer, reforzar y mejorar lo previsto, cotidiano y supuestamente normal. Seguridad de vuelo es prever, prevenir.

En prevención es necesario adelantarse al futuro, realizar investigaciones proactivas. Cuanta más ventaja llevamos a los hechos, más adelantado y primario será el nivel de prevención.

Las personas en el eslabón final de las organizaciones son pocas veces las que causan los accidentes (son los herederos de un largo camino de fallos latentes).

Lo fundamental para minimizar los efectos producidos por una emergencia, es mantener un estado de alerta y una actitud de prevención. Por ello  es conveniente, recordar, establecer y cumplir con ciertas normas de seguridad de vuelo, lo que contribuirá a evitar accidentes y emergencias durante el vuelo.

Por este motivo, se realizan todos los controles necesarios antes del desarrollo del vuelo. Desde la reunión previa al vuelo (briefing) hasta la finalización del mismo con una reunión posterior (debriefing).

-Una vez inspeccionado y revisado la cabina de pasajeros antes del vuelo, toda novedad con el equipo de emergencia debe ser informada a la jefa de cabina, quien informara al comandante.

-Cualquier vulneración a las reglamentaciones aeronáuticas, internas y normas de seguridad, por parte del personal o pasajero deberá ser informado al comandante.

-Las novedades y medidas adoptadas por el comandante deben ser incluidas en el informe de vuelo del jefe de cabina.

SILENT REVIEW

Es un chequeo silencioso destinado a repasar internamente, que acciones tomar en caso de emergencia. Este ciclo de pensamiento continuo, está acompañado del entrenamiento y estudio de los procedimientos establecidos por los manuales de la aeronave y de operaciones de la empresa (MOE).  

Este procedimiento se realiza antes del despegue y aterrizaje, momentos denominados como las fases críticas de un vuelo. Incluye:

  • Operación de la salida de emergencia del área de responsabilidad del TCP.
  • Elementos de Emergencia del sector de responsabilidad del tcp.
  • Posibles ABP.
  • Ordenes que el TCP va a recibir e impartir.

Este repaso “Silent Review” incrementa la Conciencia Situacional mejorando el proceso de toma de decisiones ante situaciones imprevistas, emergencias.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que independientemente de lo que establezcan los procedimientos particulares para resolver situaciones anormales, cada evento difiere del otro o de lo que está escrito. Ninguna situación se va a presentar de manera IDENTICA a lo que establece el manual de procedimientos y por este motivo es fundamental el buen juicio, criterio profesional, del TCP para cumplir con todo lo estipulado en dichos procedimientos pero realizando una evaluación o ajustes necesarios según crea conveniente para resolver la situación crítica.

Por ejemplo: si existiese un procedimiento que como primer paso establezca que debe abrirse la puerta trasera de emergencia para abandonar la aeronave, y existe fuego en la misma, lógicamente que deberé antes de abrir la puerta, extinguir el fuego y continuar con lo establecido.

Chequeo de la Aeronave

Cuando la tripulación llega al avión, se deberá realizar el “SECURITY CHECK”, se verifica que no haya nada extraño olvidado dentro de la aeronave.

Cuando tenemos una situación de emergencia a bordo lo que adoptamos son medidas de seguridad, es decir, iniciamos acciones especiales que van más allá de las normalmente empleadas, en donde la combinación del elemento humano, las medidas adoptadas y lo material, forman la combinación perfecta para llevar a cabo el desarrollo de la función de seguridad. La eficacia y eficiencia de esta función depende directamente de uno de los factores más importantes y distintivo de la seguridad que es la actuación humana, la cual se caracteriza por aptitudes y limitaciones que inciden directamente en la seguridad operacional, la protección y la eficiencia de las personas aeronáuticas.

Las situaciones de emergencia pueden ser innumerables, y cada una puede presentarse de manera diferente.

No todas las situaciones de emergencia terminan en accidente o desastre aéreo, sino que pueden simplemente culminar como un incidente. Por ende, debemos realizar la siguiente discriminación:

  • ACCIDENTE: Todo suceso, relacionado con la utilización de una aeronave, que ocurre dentro del periodo comprendido entre el momento que una persona entra a la aeronave con intención de realizar un vuelo y el momento en que todas las personas han desembarcado.
  • INCIDENTE: Todo suceso relacionado con la utilización de una aeronave, que no llegue a ser un accidente, que afecte o pueda afectar la seguridad de las operaciones.
  • INCIDENTE GRAVE: incidente en el que intervienen circunstancias que indican que casi ocurrió un accidente.

Como ya lo mencionamos anteriormente, la mayoria de los accidentes  se producen durante los despegues o aterrizajes, sin previo aviso y el margen de tiempo disponible permite una preparacion breve o ninguna preparacion.

\"\"
Estadística tomada en accidentes de aviación ocurridos entre 2004-2013

Si se produce una emergencia durante el vuelo que nos dé tiempo suficiente para instruir a los pasajeros y a la tripulacion, podemos utilizar metodos reconocidos de preparacion para darle a cada uno las mejores posibilidades de sobrevivir. Por lo tanto, consideramos dos tipos de emergencia:

  • Emergencia No Preparada (IMPREVISTA).
  • Emergencia Preparada (PREVISTA).

Aunque todas las emergencias son logicamente imprevistas, ya que en caso contrario podrian tomarse las oportunas medidas para evitarlas, entenderemos como “EMERGENCIA IMPREVISTA” aquella que pueda producirse mientras el avion se encuentra en tierra, estacionado, en rodaje o efectuando las maniobras normales de despegue y aterrizaje. No habra en este caso, tiempo para incrementar las medidas de seguridad y proteccion.

Se sabe que la mayoria de los accidentes (casi 90%) ocurren durante el despegue y aterrizaje, y por lo tanto, de forma IMPREVISTA.

error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×