Operaciones en Plataforma y Seguridad de Vuelo

Principios de la Gestión de PREVAC en las Operaciones en Tierra

Las operaciones que se desarrollan en tierra mantienen la aviación comercial funcionando con fluidez, pero a su vez tienen una injerencia directa en la seguridad aérea.

Quienes trabajan en las operaciones en tierra se encuentran en la primera línea de la seguridad aérea. Son quienes hacen las primeras intervenciones en las aeronaves que aterrizan en un aeropuerto, las preparan para el vuelo y son los últimos en verlas antes que vuelvan a despegar. Es por ello que deben tener los adecuados reflejos, conocimientos y actitud para resolver o prevenir cualquier situación riesgosa.

Aunque varias de estas cualidades provienen de la experiencia, principalmente se obtienen de una comunicación efectiva, entrenamiento, conciencia situacional y acciones llevadas a cabo desde la conducción de las operaciones.

Cultura de Seguridad:

La cultura de seguridad refleja cómo se percibe y el lugar que se le otorga a la seguridad dentro de una organización. Se construye en las prácticas, actitudes y convicciones comunes del personal que integra la organización.

Existen innumerables factores, además de los que hemos mencionado en los capítulos anteriores, que contribuyen a la cultura de seguridad de una organización. Y cómo hemos mencionado dependen en gran medida de la alta dirección, siendo los factores humanos el eje central.

“Aprendemos de nuestros errores. Pueden hacer los informes con toda confianza, ya que estos benefician la seguridad operacional y la suya propia. Ustedes son los principales testigos”

Según James Reason: “La cultura en la cual los operarios de primera línea no son castigados por sus acciones, omisiones o decisiones en base a su experiencia y entretenimiento. Pero donde la negligencia, violaciones y actos destructivos no son tolerados”.

El objetivo es crear un ambiente de trabajo colaborativo en el cual la meta es mejorar el sistema, no impartir castigos ciegamente.

Reportes de Ocurrencia:

La experiencia nos dice que los accidentes normalmente son precedidos de algunos incidentes similares, por lo que efectuar los reportes de incidentes es un recurso invaluable para detectar los peligros potenciales.

A su vez, la implementación de un sistema de reporte de incidentes de acuerdo a lo establecido por OACI es esencial para asegurar que la información ascienda hasta el nivel adecuado de dirección de las operaciones. Y el compartir la información es necesario para que el sistema de seguridad operacional evolucione y se perfeccione.

Análisis de los Reportes:

La cultura de seguridad logra su significado a través del análisis de la información que obtiene el sistema para retroalimentarse.

El primer nivel de análisis se obtiene al evaluar cada reporte en forma individual, con el objeto de identificar las fallas técnicas, organizacionales o humanas. Para ello cualquier información adicional (fotos, documentos, contexto, entrevistas, etc.) resulta de gran utilidad. La profundidad del análisis normalmente es proporcional al riesgo asociado a la situación.

Posterior a esto se recomienda efectuar análisis por temas, basados en grupos de incidentes que presenten el mismo aspecto de seguridad. Este segundo nivel de análisis ayuda a identificar los factores de riesgo que no pueden verse en forma individual. También permite detectar tendencias en los operadores que pueden ser el objetivo de futuras acciones preventivas.

Los mismos reportes de seguridad pueden tener la categoría de los incidentes, facilitando esta tarea.

Quiénes efectúan la gestión de seguridad deben tener en cuenta que los factores organizacionales: falta de personal, material o entrenamiento deficiente son fáciles de remediar y controlar. Sin embargo las distracciones, lapsus o falta de compromiso requieren medidas de mayor profundidad.

Entrenamiento y Conciencia Situacional:

El entrenamiento del personal operativo es esencial, puesto que define el comportamiento y actitudes que deben adoptar. Este requiere complementar la teoría y la práctica para lograr resultados eficientes.

Deben efectuarse periódicamente y controlar la permanente capacitación del personal en materia de prevac.

Actividades Comunes

Personas que Trabajan a pie en Plataforma:

Las personas que trabajan caminando por las áreas de operación de una plataforma deben tener en cuenta que esta constituye un lugar donde existen serios riesgos con grandes amenazas para la seguridad del vuelo y la suya propia.

El área de operación de una plataforma “ASRA” (Aircraft Stand Restricted Area) es donde pueden detectarse novedades en la aeronave (impactos de aves, pérdidas de fluidos, etc.), debido a que el personal se encuentra próximo a la aeronave y normalmente son los últimos en ver la misma antes de la partida.

Los operarios deben mantener un alto nivel de atención, puesto que las diversas actividades concurrentes al vuelo que se realizan generan un ambiente ruidoso con peligros potenciales. Por ello solo se permite el ingreso a la zona restringida a las personas con una función específica y utilizando los equipos de protección personal, los cuales deben ser de alta visibilidad.

Deben tener especial cuidado con los equipos y antenas sensibles de la aeronave debido a su fragilidad, cualquier daño por mínimo que parezca puede afectar la seguridad del vuelo. Por ejemplo, los motores pueden ingestar o expeler FODs (Foreign Object Debris) provocando daños en la aeronave o en cualquier equipo o persona que se encuentra en las proximidades.

Deben tener especial cuidado con las aeronaves turbohélice, puesto que las hélices son poco visibles y no necesariamente muy ruidosas. Nunca deben acercarse a las hélices, incluso cuando estas se encuentren detenidas.

Conducción de Vehículos y Equipos:

El empleo de vehículos y equipos tanto dentro como fuera del ASRA revista gran importancia en lo que a seguridad respecta. Los mismos se operan cerca de las aeronaves. Deben encontrarse en perfecto estado y ser utilizados con responsabilidad.

Cada equipo debe ser inspeccionado antes de su uso, asegurándose que ninguna de las partes móviles pueda soltarse. Se recomiendan ciertos reglas al hacerse cargo de un equipo o vehículo:

  1. Solo deben ser utilizados por personal específicamente entrenado.
  2. Solo deben usarse para la actividad a la que fueron creados.
  3. El número de personas a bordo debe estar limitado al número de asientos.
  4. Todos los objetos transportados deben estar correctamente amarrados.
  5. Colocar e freno de estacionamiento siempre que esté detenido.
  6. Nunca dejar el motor en marcha si no hay nadie en el vehículo.
  7. Nunca pasar por debajo del fuselaje o los planos (excepto ciertas aeronaves).
  8. Nunca avanzar en reversa cerca de una aeronave, excepto tenga la asistencia de otro operador calificado.
  9. Nunca colocarse frente o detrás de un motor a reacción.
  10. Las aeronaves en movimiento siempre tienen el derecho de paso.
  11. Nunca ingresar al ASRA con la aeronave en movimiento o la luz anticolisión encendida.
  12. Nunca detenerse frente a los servicios de emergencia o en la parada de emergencia del camión de combustible.
  13. Ningún vehículo puede pasar o estacionarse sobre una posición de aeronave vacía. Siempre deben estar visibles (asegura que la posición se encuentre vacante y libre de FOD).
  14. Todos los vehículos deben tener comunicación de radio y estar sujetos a la autorización de la torre de control para sus desplazamientos.
\"\"

Equipamiento en contacto con las aeronaves:

Además de las recomendaciones anteriores, las cuales deben respetarse en para el uso de los equipos y vehículos que toman contacto directo con la aeronave (escaleras de embarque, cintas de carga, cargadores de containers, camiones elevadores, etc.).

Al igual que en el resto de los equipos deben inspeccionarse antes de su uso, en especial las partes que puedan causar algún daño a la aeronave.

Los equipos no deben tomar contacto con la aeronave hasta que esta no se haya detenido completamente, tenga las calzas colocadas, los motores detenidos y las luces anticolisión hayan sido apagadas.

Deben reducir la velocidad y comprobar los frenos antes de ingresar en el ASRA hasta tomar contacto con la aeronave.

Ningún equipo elevador debe extenderse hasta encontrarse frenado en la posición correcta (calzas, frenos de estacionamiento, estabilizadores, etc.), requiriendo para sus maniobras de un operador que asista la operación.

Debe tenerse especial atención con las antenas y sensores de la aeronave.

FOD (Foreign Objects Debris):

\"\"

Se puede definir a los FOD como cualquier objeto presente en el área de movimiento, los cuales no tienen ninguna función operativa o aeronáutica.

Normalmente son piezas de metal, etiquetas o partes de equipajes. Algunos son difíciles de identificar debido a que se utilizan durante las operaciones en tierra y quedan en el piso debido al viento o empuje de los motores (lonas, conos, calzas, etc.).

Pueden ser ingestados por los motores de las aeronaves o expulsados por el empuje colisionando con otra aeronave a algún vehículo o equipo, incluso pueden ocasionar pinchaduras de neumáticos. Las ingestiones de los motores pueden ocasionar desde daños leves en los álabes hasta roturas que generan la explosión del motor.

El ASRA debe ser inspeccionada previo al arribo de las aeronaves, durante cualquier movimiento de esta y previo a la partida. Esto debe constituir una parte integral de los procedimientos. Cualquier FOD identificado dentro o fuera del ASRA debe ser removido inmediatamente. Si no es posible removerlo (arena, alimentos, grava, etc.), la información debe escalar para resolver la situación.

Es importante identificar correctamente los FOD, puesto que los mismos pueden ser un componente de la propia aeronave.

Reabastecimiento de Combustible:

El reabastecimiento de combustible es una de las operaciones en tierra más críticas, debido a que el riesgo de incendio es muy elevado y permanente. Los incendios pueden ser causados por quienes efectúan el reabastecimiento y también por los operadores en tierra, quienes deben permanecer en alerta durante toda la operación.

Los camiones de combustible siempre deben posicionarse de forma tal que puedan alejarse rápidamente de la aeronave en caso de una emergencia. Ningún otro vehículo debe posicionarse en la ruta de escape o enfrentando al camión de combustible.

\"\"

El equipamiento de contraincendios y el camión hidrante siempre deben estar libres y visibles (sin obstáculos).

La Zona Segura es un perímetro de 3 metros alrededor de los tanques de combustible, las descargas y las tapas de gravedad de los tanques de las aeronaves. Y 3 metros del camión, las mangueras y las descargas estáticas.

Debe avisarse a la tripulación y pasajeros al iniciar y finalizar el reabastecimiento.

\"\"

Condiciones Meteorológicas Adversas:

Las condiciones meteorológicas rápidamente pueden comprometer la seguridad de vuelo si no se toman las medidas apropiadas. Los vientos fuertes, temperaturas extremadamente cálidas o frías, o las tormentas pueden reducir las capacidades de los operadores, la operación de los equipos y la visibilidad. Por ello es necesario conocer cómo y cuando reaccionar ante estas situaciones.

Anticiparse es clave para afrontar los cambios que impone la meteorología. Los operadores deben estar familiarizados y actualizados con las herramientas de pronóstico del aeropuerto y ser capaces de comprender las consecuencias operacionales de forma inmediata.

Deben establecerse planes de acción ante las posibles condiciones meteorológicas. Todos los operadores deben conocerlos y aplicarlos en forma eficiente.

  • Fuertes Vientos: Deben tomarse medidas para prevenir que el equipamiento colisione con la aeronave debido al viento o que la misma aeronave no supere los límites estructurales (operación de puertas):
    • Colocar las calzas de forma segura. Operar las puertas con precaución, incluso mantenerlas cerradas y trabadas.
    • Adecuado frenado y calzado de los vehículos y equipos.
    • Deben alejarse fuera del ASRA los equipos que requieren contacto con la aeronave, en particular las escaleras y puentes de embarque.
    • Deben detenerse las operaciones de pushback, deshielo y antihielo.
    • Debe inspeccionarse el ASRA por FOD con más atención debido a que el viento puede arrastrar elementos.
  • Tormentas: Incluso a varios kilómetros de una tormenta existe el riesgo de impacto de rayos. Debe tomarse el riesgo en consideración siempre que se escuche un trueno o se haga visible un relámpago.
    • Deben interrumpirse todas las operaciones de reabastecimiento de combustible.
    • Deben desconectarse todas las conexiones de auriculares.
\"\"
  • Temperaturas Extremas: Las temperaturas en extremo cálidas o frias afectan considerablemente la concentración y tiempos de servicio del personal de apoyo en tierra. Esto requiere equipos adecuados y mayor cantidad de cambios de turno para evitar errores de operación.
\"\"
  • Invierno: Durante el invierno en lugares donde se presentan fenómenos como nevadas y temperaturas extremas debe tenerse particular atención a la acumulación de nieve en las superficies de las aeronaves. La nieve o hielo incrementan el riesgo durante las operaciones en plataforma, por lo que debe prestarse especial atención:
    • Asegurarse la completa remoción del hielo o nieve depositado en las superficies de la aeronave.
    • Debe removerse el hielo y nieve de los vehículos y equipos de apoyo.
    • Durante las operaciones de pushback y towing en superficies resbaladizas debe tenerse especial cuidado y no efectuar maniobras abruptas.
  • Mala Visibilidad: En condiciones de mala visibilidad solo el equipo esencial debe ingresar al ASRA para reducir el riesgo de colisiones. Deben operarse los equipos y vehículo a baja velocidad.

Mercancías Peligrosas:

Las mercancías peligrosas son elementos u objetos que representan un riesgo para la salud, el ambiente, la seguridad del personal o del vuelo. Se encuentran enumerados en la documentación de OACI y IATA con una codificación de acuerdo a su naturaleza, características especiales o peligrosidad.

Requieren una mayor vigilancia que las mercancías normales. Deben almacenarse apropiadamente de acuerdo a las especificaciones descriptas en la reglamentación, inspeccionarse por pérdidas o daños visibles.

Siempre deben tener las etiquetas correspondientes, puesto que le informan a cualquier persona que deba manipularlas para que tome las medidas de precaución necesarias.

Ante pérdidas de los empaques y posterior mezcla con otros productos deben tenerse en cuenta potenciales reacciones peligrosas. Debe tenerse en cuenta que no todas las cargas pueden ser transportadas en todas las aeronaves y que no siempre pueden viajar en el mismo avión o junto con pasajeros.

  • Deben cargarse de modo tal que no sufran movimientos dentro de la aeronave.
  • La tripulación siempre debe estar en conocimiento si transporta alguna mercancía peligrosa y el tipo de material que es para darle el tratamiento necesario ante un eventual siniestro.

Comunicaciones y Trabajo en Equipo:

No importa que tan perfectos sean los procedimientos, la seguridad que brindan al implementarse depende en gran medida de que tan buena sea la comunicación entre los miembros del equipo: Instrucciones claras y confianza entre los miembros de un equipo son solo algunas de las claves para lograr un alto grado de seguridad en las operaciones.

  • Manejo del Equipo: La coordinación de los líderes de equipo juega un papel primordial en la transmisión de la información. La buena ejecución de las instrucciones depende en gran medida de como fueron dadas, esto cobra mayor importancia al trabajar en un ambiente ruidoso y estresante.

Las instrucciones deben ser claras y concisas, sin quedar abiertas a interpretación.

  • Comunicaciones dentro del Equipo: La facilidad de comunicación es esencial para poder libremente:
    • Hacer preguntas si hay alguna duda o malentendido.
    • Pedir ayuda.
    • Pedirle a alguien que revise el trabajo realizado.

Actividades Específicas

Plan de Carga:

La preparación del plan de cara es uno de los principales pasos antes de cada vuelo. El documento debe prepararse cuidadosamente atendiendo al más mínimo detalle, puesto que un error puede comprometer la seguridad del vuelo.

Los datos del plan de carga son ingresados a la computadora de vuelo de la aeronave y forman parte de los cálculos de performances de despegue, por lo que un error puede acarrear consecuencias catastróficas. Es esencial que al efectuar los cálculos:

  • El peso de despegue no exceda los límites estructurales de la aeronave.
  • El centro de gravedad permanezca dentro de límites.
  • Si se incluyeron mercancías peligrosas, la distribución debe estar de acuerdo a las normativas y la tripulación debe conocer su existencia y ubicación dentro de la aeronave en caso de emergencias.
  • El plan de carga debe responder a las condiciones de carga reales de la aeronave.
  • El comandante de aeronave debe estar al tanto de todos los cambios realizados a último momento.

Documentación Previa al Vuelo:

La documentación previa al vuelo brinda a la tripulación toda la información necesaria para efectuar el vuelo. Debe prepararse con suficiente antelación para evitar análisis apresurados.

Es recomendable que se presente la siguiente información, independientemente de lo establecido por los explotadores:

  • Información meteorológica (SIGMET, WINTEM, METAR/TAF, etc.).
  • Información aeronáutica (NOTAM, Cartas de aproximación, etc.).
  • Plan de vuelo presentado a los servicios de tránsito aéreo.

Esta documentación es específica para cada aeronave, aeropuerto y vuelo, debiendo incluir los datos de los aeródromos de destino y alternativas.

La información debe ser comprensible y actualizada.

Atención de la Aeronave al arribo:

Durante los arribos de las aeronaves debe prestarse tanta atención como en las partidas, todas las operaciones pueden llevar a consecuencias para la seguridad puesto que la aeronave se encuentra desplazando en un espacio reducido.

Antes del Arribo: Deben estar disponibles todos los equipos y elementos necesarios para desarrollar las tareas de Señalero e instalación de los equipos de apoyo dentro del ASRA. Es recomendable que cada equipo disponga de una marcación en su ubicación.

El ASRA debe ser revisada para evitar cualquier FOD. Ninguna persona que no intervenga en la tarea debe ingresar en el ASRA.

El Operador debe asegurar que:

  • Todo el personal esencial se encuentre presente y sepa que hacer.
  • Las marcas de guía y detención de la aeronave se encuentren visibles.
  • Los sistemas de atención a emergencias se encuentren visibles y disponibles (contraincendios, etc.).
  • Todo el personal esencial se encuentre presente y sepa que hacer

Señalización: El rol del señalero es guiar a la aeronave sobre las marcas hasta el punto de detención correspondiente. Debe ser solo uno y claramente identificable, permaneciendo permanentemente a la vista del piloto.

\"\"

Debe permanecer en alerta ante cualquier riesgo o incursión dentro de la zona de maniobras, debiendo detener inmediatamente la aeronave ante cualquier riesgo a la seguridad.

Arribo: Nadie debe aproximarse a la aeronave hasta que los motores se encuentren detenidos y las luces anticolisión estén apagadas. Posteriormente se debe inmovilizar la aeronave colocando las calzas y los conos para señalización.

Se debe tener particular precaución con las aeronaves turbohélice, debido a que estas pueden no ser ruidosas ni visibles mientras están en operación.

Atención de la Aeronave en la Partida:

La partida de a aeronave desde su posición es la última oportunidad para observar cualquier inconveniente que pueda afectar la seguridad del vuelo. También es el momento en que el tiempo apremia de mayor manera debido a las exigencias del ambiente aeronáutico y de las empresas, por ello debe tenerse particular atención al momento de realizar las tareas para evitar errores.

El personal debe tener en cuenta que la tripulación no puede observar lo que ocurre debajo de la aeronave, por lo que la seguridad depende únicamente del personal de operadores. Una buena comunicación es necesaria para evitar problemas de seguridad.

Los equipos externos de apoyo deben ser desconectados únicamente bajo orden de la tripulación (GPU, ACU, ASU, etc.) y ubicados en un lugar donde esta pueda verlos. El personal a cargo de las operaciones de partida debe asegurarse:

  • La posición y trayectoria de la aeronave se encuentren libres de FOD.
  • El ASRA esté libre de contaminantes como nieve o hielo para asegurar el libre movimiento de la aeronave.
  • Todo el equipamiento de apoyo en tierra haya sido removido del ASRA y ubicado fuera de la trayectoria de la aeronave.
  • Los sistemas contra incendio se encuentren visibles y accesibles.
  • Todo el personal ajeno al despache esté fuera del ASRA.

Además de la inspección exterior que realiza la tripulación, el personal de tierra debe inspeccionar la aeronave por cualquier inconveniente:

  • Todas las puertas de servicio y paneles se encuentren cerrados.
  • La cabina y puertas se encuentran libres de daños y están correctamente cerradas.
  • No haya señales de pérdidas o daños.

Esta inspección debe realizarse a conciencia, puesto que tiene impacto directo en la seguridad del vuelo. La tripulación debe ser informada de cualquier anomalía.

\"\"
error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×