Lineas Aéreas Comerciales

Cuando hablamos de aviación comercial nos referimos a la actividad que realizan las compañías aéreas, dedicadas al servicio del transporte de personas y/o carga de un punto A a un punto B, en aeronaves específicas y con fines comerciales. Como hemos visto en los capítulos anteriores, posterior a la IGM, este nuevo servicio comenzó a expandirse compitiendo con los trenes y los barcos que eran los medios masivos de transporte de la época. El avión, comenzaba a ser más eficiente, cómodo y obviamente más rápido.  Sin lugar a dudas fue una revolución de la ingeniería que ha cambiado nuestra forma de vivir para siempre.

En 1914, Tony Jannus marcó el inicio de la aviación comercial. Fue el primer piloto de avión, del mundo, con pasajero a bordo que no imaginaba lo que vendría a continuación. Despegó de la ciudad de San Petersburg en Florida y aterrizó en Tampa 23 minutos después. Su velocidad máxima era de 120 kilómetros por hora y el pasajero fue el exalcalde de San Petersburg, que desembolsó una fortuna para subirse a bordo.

Los ciudadanos se volcaron en un aplauso y se congregaron en el lugar para ver la experiencia en primera persona. En los orígenes de la aviación civil, se utilizaban mucho los hidroaviones por las ventajas que presentaban frente a los aviones basados en tierra, ya que al posarse en el agua no tenían necesidad de contar con la infraestructura que tenía un aeródromo. La St. Petersburg-Tampa Airboat transportó, sin ningún percance, a 1200 pasajeros a cinco dólares el pasaje y cerró tres meses después al declinar la temporada turística de Florida, en la primavera de 1914.

La evolución desde entonces ha sido espectacular. En 1914, sólo había dos ciudades conectadas. En la actualidad son más de 40.000 las ciudades que se pueden alcanzar en avión. El transporte aéreo con casi 1.500 aerolíneas conecta a 4.000 aeropuertos que se encuentran en diferentes partes del mundo. Volar se ha convertido en parte de nuestro día a día. Hoy más que nunca, podemos afirmar que la industria de la aviación conecta al mundo y a sus culturas, reúne seres queridos; expande la mente; abre mercados y fomenta el desarrollo socio-económico de los países.

Cada segundo despega un avión en alguna parte del mundo. Cada día, se embarcan en sus pasillos y asientos, ocho millones de pasajeros, el equivalente de una ciudad como Londres. En un año, se habrá subido a un aparato casi la mitad de la población del planeta. La industria aeronáutica puede presumir de cifras espectaculares. Si la aviación fuera un país, con el dinero que genera al año directamente esta industria, tendría un tamaño económico parecido al de Bélgica o Suecia.

Aviación Comercial

A través de los años la aviación civil se fue organizando y a pesar de que durante la década de los años veinte la industria fue un negocio marginal. Los países vinculados especialmente por contratos de transporte de correo, comenzaron a interesarse en construir aeropuertos con luz eléctrica de alto voltaje para las pistas y señales luminosas para mal tiempo y emergencias.

En Europa y después de muchas discusiones y controversias, la Air Transport and Travel de Inglaterra, hizo su primer vuelo oficial con pasajeros el 17 de mayo de 1920. Viajes que demoraban semanas o meses pasaron a calcularse en días, incluso en horas y el entero discurrir de la civilización se vería alterado por la agilidad de aquel nuevo medio de transportar personas y mercancías por el aire.

Los verdaderos entusiastas y pioneros de este desarrollo aeronáutico fueron en su mayoría pilotos de guerra que no podían dejar de lado el entusiasmo de poder volar. Otros eran constructores obstinados en fabricar aviones cada vez más rápidos y eficaces como la Boeing Airplane Company en 1919, protagonista del desarrollo de la aviación comercial desde su fábrica de Seattle; empresarios como, por ejemplo: William Boeing y Donald Douglas, promotores aeronáuticos y creadores que con tenacidad fueron dando forma a las grandes compañías aéreas que hicieron historia.

En Europa, la primera guerra había inutilizado gran parte de la infraestructura ferroviaria. Esto proporcionaba una visión única de las posibilidades del aire. Además, existían rutas de intenso tráfico que los trenes no podían cubrir. Alemania, Francia e Inglaterra iniciaron en 1919 la aventura de la aviación comercial con escasos meses de diferencia y los tres países contribuyeron significativamente a su desarrollo. Alemania fue la primera y organizó vuelos diarios de Berlín a Weimar, Francia la siguió con pocos días de diferencia con vuelos semanales de París a Bruselas e Inglaterra, casi simultáneamente, con vuelos diarios de Londres a París.

Con estos primeros pasos se había puesto en marcha el desarrollo de las grandes compañías aéreas nacionales de Europa. En estos países comenzaron a volar transportando primero correos y luego pasajeros. Las líneas aéreas pioneras, surgieron como empresas que competían entre sí, uniendo en muchos casos los mismos destinos y disputándose los pocos pasajeros que en ese entonces estaban dispuestos a hacer la experiencia.

Entre la década 20´ y 30´ gran parte de los países del mundo contaban con aerolíneas: Rusia, Italia, Polonia, Suiza, Suecia, Checolovaquia y Japón se habían unido a los pioneros. La mayoría de las compañías aéreas eran financiadas por los Estados y muchas se veían gravemente afectadas por la guerra que inevitablemente se acercaba, pero los sistemas y rutas organizadas en esos años serían la base del enorme crecimiento de la navegación aérea en la posguerra.

Inicios de la Aviación en la Argentina

A fines de 1907 un joven diplomático y deportista llamado Aarón de Anchorena, trae consigo un globo esférico de 1.200 metros cúbicos, adquirido en Francia y al que bautizó con el más criollo de nuestros vientos “Pampero”.

Una vez instalado y armado, invitó a su amigo el Ingeniero Jorge A. Newbery, joven deportista, ex alumno de Thomas Alva Edison, pionero en el terreno de la energía eléctrica y ganador de varios premios deportivos; a participar de la primera ascensión del esférico en la Navidad de ese año, es así como el 25 de diciembre de 1907, el Pampero salió desde la Sociedad Sportiva Argentina, hoy Campo de Polo y cruzó los cielos descendiendo en la vecina orilla del Río de la Plata, en Conchillas, República Oriental del Uruguay.

El hecho produjo gran entusiasmo y el 13 de enero de 1908 se creaba el Aero Club Argentino, primera entidad aérea del país. Sus autoridades Aarón de Anchorena (Presidente), Arturo Luisoni (vicepresidente) y Jorge Newbery (vicepresidente segundo) unieron a todos los entusiastas del “más liviano que el aire”.

Desde los comienzos de la aviación y especialmente a partir de 1910, atravesar el Río de la Plata en aeroplano se constituyó en la prueba más apasionante para los precursores de esta actividad. Sin dudas, el desafío que significaba por ese entonces cruzar por primera vez una distancia tan extensa sobre el agua contando solo con una precaria aeronave, era la aventura que todos querían emprender. Jorge Newbery era uno de ellos. Su figura en aquellos años ya lograba trascendencia mundial por sus demostraciones en globos aerostáticos y aeroplanos. Había realizado en solo 3 años unas 40 ascensiones en globo y poseía el récord sudamericano de altura y de distancia.

\"\"

El 10 de agosto de 1912, el Presidente de la Nación Doctor Roque Saénz Peña firmó el decreto por el que se creaba la Escuela Militar de Aviación en los campos de “EL PALOMAR”, gracias al extraordinario aporte del Aero Club Argentino que brindaba gratuitamente su parque aerostático con sus instalaciones, asesoramiento y profesores, terreno que había pertenecido al Segundo Grupo de Artillería a Caballo.

El 24 de noviembre de 1912, el padre de la aeronáutica argentina se trasladó a los campos de El Palomar para alistar al monoplano “Bleriot XI” bautizado “Centenario. Se colocó en la cintura un salvavidas y finalmente a las 06:30 horas decoló para dirigirse hacia el Río de la Plata, pasando al norte del pueblo de San Isidro a 1.300 metros de altura y poniendo rumbo a la República Oriental del Uruguay.

El vuelo de Newbery recorrió serenamente una distancia de 70 kilómetros (52 Km. de ellos realizados sobre el agua) en 37 minutos y a una velocidad promedio de 114 Km. por hora, hasta divisar el casco de la estancia de Anchorena cercano a la costa uruguaya. Luego de un largo planeo y dos pasadas a baja altura para reconocer el terreno, efectuó el aterrizaje ante el júbilo y admiración de los presentes.

Aviación comercial en la Argentina

El transporte aéreo comercial en la Argentina se afianza con la visita de una misión francesa de gala que buscaba hacer negocios con un país que parecía ideal para desarrollar la aviación y que disponía de buenos excedentes financieros. La Misión Francesa trajo varios Bréguet 14, un avión diseñado al comienzo de la IGM que podía ser usado para observación, bombardeo o transportar tres pasajeros en una pequeña e incómoda cabina y aviones Farman 50.

El primer servicio despegó de la pista de El Palomar el martes 9 de diciembre de 1919 a las 6:42 para aterrizar sin novedad en la Escuela de Vuelo de Montevideo a las 8:37 con cuatro pasajeros que habían pagado su boleto. A partir de ese momento las autoridades del Aero Club Argentino se reunieron en Montevideo con el Aero Club Uruguayo para formalizar la prestación del servicio mediante la intervención de los dos aeroclubes, donde resulta el primer documento bilateral relacionado con el transporte aéreo de la historia argentina.

\"\"

Con el aporte de los conocimientos, experiencias y el capital de empresas aerocomerciales europeas, junto con la tenacidad y el trabajo incansable de pilotos y pioneros de la aviación, comenzaron a transportarse pasajeros y correos por avión sobre territorio argentino.

El 10 de junio de 1919 el mayor Shirley Kingsley, enviado por la firma De Havilland, comienza a transportar pasajeros, dos por vuelo, por el centro de nuestro país. A partir de este servicio inaugural, se sucedieron acontecimientos de múltiples vertientes que dieron lugar al desarrollo de la aviación comercial en Argentina. A partir de sus experiencias el 1 de agosto de 1919, junto con un grupo de amigos, fundó la ”The River Plate Co.” La empresa tenía 16 aviones y llegó a transportar 12.224 pasajeros por las más variadas rutas del interior del país.

El 6 de setiembre de 1919 llega una misión francesa con un grupo de expertos aviadores con 20 aviones, 4 hidroaviones y 4 deslizadores, ubicados en los hangares de El Palomar y en la estación aeronaval de San Fernando y comienzan a operar la línea “Compañía Franco Argentina de Aviación”. El 12 de enero de 1920 inauguran el primer servicio a Mendoza. Son 1100 km y tardan 12 horas para completar el vuelo de ida; con facilidades en Pergamino, La Carlota, Río Cuarto y Villa Mercedes hasta el 12 de setiembre de 1921 donde se fusionan ambas compañías y dan origen a la “Compañía Rioplatense de Aviación”, con un capital de un millón de pesos.

El 5 de setiembre 1927 se crea “Aeroposta Argentina”; con su propio capital accionario y subsidiaria de la empresa brasileña “Compagnie Générale Aéropostale” con aviones Breguet 11 y Laté 25 incorporando años más tarde Douglas DC-3. Prestigiosos pilotos prestaron servicio en esta empresa. Entre ellos Jean Mermoz, Paul Vachet y Antoine de Saint-Exupery. Este último, célebre autor de “El principito”, escribió además dos libros llamados “Vuelo nocturno” y “Tierra de hombres”, donde narra las peripecias vividas con su avión, mientras volaba por el sur del territorio argentino.

\"\"

A lo largo de esos años, dichos acontecimientos dieron origen a lo siguiente:

  1. Llegan al país aviones cada vez más potentes que permitían recorrer distancias cada vez más extensas;
  2. Aviones con más capacidad de carga y/o mayor número de asientos para el transporte de pasajeros;
  3. Desarrollo de la infraestructura necesaria: aeropuertos, hangares, talleres, etc.;
  4. Incorporación de nuevas rutas, a partir de la exploración por parte de intrépidos pilotos que realizaban vuelos de reconocimiento sobre territorios deshabitados;
  5. Inversión de capitales privados y/o del Estado;
  6. Aumento de los ingresos en las aerolíneas, especialmente a partir de las contrataciones para el transporte de correos;
  7. Predisposición de los pasajeros hacia este medio de transporte, a partir de la disminución de accidentes.

En Latinoamérica, el desarrollo aeronáutico comercial comenzaba de la siguiente manera:

  • En Colombia, en 1919, se funda SCADTA, Sociedad Colombo-Alemana de Transporte Aéreo, para realizar los vuelos dentro del territorio nacional utilizando monoplanos Junkers F-13 y biplanos de Havilland 84-Dragon, para seis pasajeros. Esta línea sienta las bases de lo que luego sería la empresa AVIANCA de vasta trayectoria, que opera en 2010 como línea de bandera colombiana.
  • En Perú, en 1928, inicia su actividad la Compañía de Aviación Faucett S.A., fundada por el aviador norteamericano Elmer J. Faucett. Los aviones utilizados eran fabricados por la empresa de su fundador y cubrían la ruta desde Lima hacia distintos puntos del país, y hacia el exterior, concretamente a Miami, Estados Unidos.
  • En México, la empresa Mexicana de Aviación fundada en 1921, fue la primera empresa del país azteca que realizaba vuelos dentro del territorio nacional brindando el servicio con un avión Lincoln Standard.
  • En Chile, el gobierno a través del Jefe de Servicios Aéreos Cdte. Arturo Merino Benítez crea en 1929 la Línea Aeropostal Santiago-Arica, que diez años más tarde daría origen a la empresa LAN.

Al comienzo de la década del 30, los servicios que ofrecían Aeroposta Argentina y Compagnie Generale Aeropostale unían las siguientes ciudades:

  • Aeroposta Argentina:

Buenos Aires – ciudades del centro del territorio, incluyendo Mendoza.

Buenos Aires – destinos varios en Uruguay

Buenos Aires – Mar del Plata – Bahía Blanca – San Antonio Oeste – Trelew – Comodoro Rivadavia

Buenos Aires – Monte Caseros – Posadas – Asunción del Paraguay

  • Compagnie Generale Aeropostale:

Buenos Aires, Santiago de Chile y algunos destinos en Brasil

Buenos Aires – Toulouse, Francia

Por medio del decreto del 27 de abril de 1945, ratificado por ley 12.911, se determinó la futura política aerocomercial de la República Argentina; reservando para las empresas argentinas el derecho de vuelos comerciales dentro del país y cumpliendo convenios internacionales en los vuelos hacia el exterior, con aeronaves de bandera argentina. Con este fin se crearon cuatro empresas mixtas de aeronavegación (con capitales del Estado y privados) totalmente nacionales.

  • AEROPOSTA
  • ALFA
  • ZONDA
  • FAMA

A fines de 1949, todos estos grupos se unifican en uno sólo y pasan a llamarse AEROLINEAS ARGENTINAS, quien traslada las instalaciones de su campo de Pacheco al Aeropuerto de Ezeiza, al comenzar la década del 50. A comienzos de 1965, la compañía adquiere cuatro aviones Boeing 707 para vuelos de largo recorrido. Un año después realiza el primer vuelo.

\"\"
\"\"
error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×