Heridas, Hemorragias y Shock

Herida es toda pérdida de continuidad en la piel, secundaria a un traumatismo. como consecuencia de la agresión de este tejido existe riesgo de infección y posibilidad de lesiones en órganos o tejidos adyacentes: músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc. De todas las lesiones accidentales, las heridas con o sin hemorragia son sin duda las más frecuentes.

Tipos de heridas:

  1. Erosiones (abrasiones, rasponazos): son heridas superficiales, que habitualmente sólo afectan las capas más superficiales de la piel. Pueden ser más o menos extensas y más o menos profundas. Cuando se dan determinadas circunstancias, se pueden comportar como las quemaduras.
  2. Heridas sencillas: son heridas superficiales, que sólo afectan a piel y tejido subcutáneo, normalmente limpias, y de tamaño pequeño a mediano. Su abordaje sigue unas pautas sencillas, y no suelen necesitar una revisión quirúrgica.
  3. Heridas complicadas: son heridas que por su profundidad afectan a planos profundos, por su extensión heridas grandes, o por su contaminación heridas sucias van a necesitar un abordaje quirúrgico.

Tratamiento general de cualquier herida.

Para tratar cualquier herida se siguen cinco pasos, que son casi siempre los mismos independientemente del tipo de herida, aunque la forma y complejidad de cada paso sí dependerá de cada herida.

  1. Cohibir hemorragia.
  2. Lávese las manos y si es posible use guantes.
  3. Retire la ropa de forma cuidadosa si está cubierta la herida.
  4. Limpiar la herida con agua y jabón o con suero fisiológico,
  5. Desinfectar la herida: mediante una solución desinfectante suelen utilizarse para este menester el agua oxigenada, soluciones alcohólicas, povidona yodada u otros.
  6. Cubrir la herida: si bien hay ocasiones en que puede dejarse al aire, lo normal será cubrir las heridas con un apósito estéril que se procurará mantener limpio. El apósito se mantiene en su lugar mediante un vendaje o un adhesivo, según convenga.
  7. Profilaxis antitetánica: todo paciente que ha sufrido heridas debe recibir profilaxis antitetánica: vacunación y gammaglobulina. Los grupos de riesgo como es el caso de personal sanitario y cuerpos de emergencias deben tener correctamente hecha la profilaxis antitetánica como medio de protección.
  8. Revisión de la herida por personal sanitario.

1 – Heridas penetrantes en el tórax:

  • Urgencia grave, hay daño en los pulmones y el accidentado no puede respirar bien ya que el aire entra y sale por la herida (lo mismo sucede cuando hay fractura abierta de costillas).
  • NO debes extraer ningún objeto que se encuentre sobre la herida ⟶ INMOVILIZARLO.
  • Taponamiento oclusivo parcial (un lado sin cerrar) con cualquier tela limpia, plástico, etc., que selle la herida para impedir que se escape el aire.
  • NO dar de beber, ni de comer a la víctima.
  • Mantener abiertas las vías respiratorias levantando los hombros y echando la cabeza hacia atrás.
  • Vigilar periódicamente el estado general de la víctima.
  • Alertar, si se realiza el traslado en posición semisentado.
\"\"

2-   Heridas penetrantes en el abdomen:

  • Cubrirlas con un apósito estéril (humedecido)
  • Traslado urgente en posición decúbito supino con las piernas flexionadas.
  • NO EXTRAER cuerpos extraños alojados.
  • NO reintroducir contenido intestinal (cubrirlo con apósito estéril húmedo).
  • NO dar nada de comer ni de beber.
  • Vigilar con frecuencia las constantes vitales.
\"\"

3- Heridas en cara y/o cráneo

Generalmente estas heridas son causadas por un golpe o una caída; sangran abundantemente por la irrigación que hay en ésta zona. A veces hay hundimiento del hueso y se observan sus bordes, hay salida de líquidos, hemorragia por oídos y nariz. La víctima puede manifestar tener visión doble, presentar vomito o parálisis de la cara.

Tratamiento

  • Acostar a la víctima y tranquilizarla.
  • Limpiar suavemente la herida con una gasa o tela humedecida.
  • Cubrir con apósito, o compresa o tela limpia, sin ejercer presión ya que puede haber fractura con hundimiento del hueso.
  • Movilizar a la víctima lo menos posible porque las heridas de cráneo con frecuencia se asocian con fractura de cuello y cráneo por lo cual es necesario su inmovilización antes de trasladarla.
  • En lesiones de ojos cubrir con un cono de cartón o un vaso plástico desechable, el ojo lesionado aplicar un vendaje que cubra ambos ojos.
  • Transportar la víctima a un organismo de salud rápidamente.
\"\"

Hemorragias

La sangre se encuentra circulando por el interior de los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares), que la transportan por todo el cuerpo, cuando alguno de estos vasos sanguíneos se rompe, la sangre sale de su interior, originándose así una hemorragia.

En caso de hemorragias el organismo pone en funcionamiento su mecanismo para controlarla, formando un coagulo que tapona los vasos, impidiendo la salida de sangre, la atención de primeros auxilios debe contribuir a reforzar este proceso.

Tipos de hemorragias:

  • Hemorragia externa: salida de sangre al exterior.
  • Hemorragia interna: se acumula dentro del cuerpo.
  • Hemorragia exteriorizada por orificios naturales: oídos, nariz, recto..
\"\"

Consideraremos como criterio de gravedad en las hemorragias externas la pérdida de sangre mayor más de 750 cc, (el equivalente al contenido de un vaso de agua), momento en el cual la víctima empezaría a entrar en shock

Tratamiento general de las hemorragias externas.

  • Ponerse guantes.
  • Descubrir el sitio de la lesión, puede estar oculta por la ropa o por la posición de la víctima. Si la hemorragia es abundante el lesionado debe estar tumbado.
\"\"

–  Presión Directa:

  • Aplicar sobre la herida una compresa o tela limpia haciendo presión fuerte. Si no dispone de estos materiales pueda hacerla directamente con su mano. La mayoría de las hemorragias se pueden controlar con presión directa.
  • La presión directa con la mano puede ser sustituida con un vendaje de presión, cuando las heridas son demasiado grandes o cuando tenga que atender a otras víctimas.
  • Si los apósitos que cubren la herida se llenan de sangre, NO retirarlos colocar apósitos adicionales encima.
  • Esta técnica se utiliza generalmente de forma simultánea con la elevación de la parte afectada, excepto cuando se sospeche lesión de columna vertebral o fracturas (antes de elevar la extremidad se debe inmovilizar).
\"\"

– Elevación:

De la parte lesionada disminuye la presión de la sangre en el lugar de la herida y reduce la hemorragia. Si la herida está situada en una extremidad levántela un nivel superior del corazón. Compresión sobre la arteria principal del miembro si la hemorragia no cede con todas las maniobras anteriores

\"\"

Hemorragias Nasales.

  • Siente a la víctima.
  • Inclínele la cabeza hacia delante para evitar ingerir la sangre y ocasionar el vómito.
  • Presione sobre el tabique de la nariz (arriba de las ventanas nasales) con sus dedos índice y pulgar. Esto permite presionar los vasos que irrigan la nariz.
  • Resguárdelo del sol.
  • No permita que se suene porque aumenta el sangrado.
  • Si no remite la hemorragia, debe ser trasladado un centro asistencial.

Hemorragias internas.

  • Tumbar al lesionado con las piernas elevadas. Posición anti shock.
  • Aflojar las ropas y tranquilizar a la víctima.
  • NO LE DE NADA de COMER, NI BEBER.
  • Evitar enfriamiento.
  • Vigile su estado general, respiración, color de piel.
  • Avisar a los servicios de urgencias de inmediato.
\"\"

Torniquetes

Son una mala solución de emergencia, sólo válida en hemorragias masivas, incontrolables de otra forma. Sólo se puede colocar un torniquete en caso de extrema urgencia, cuando hay riesgo de que el paciente muera desangrado.

  1. Valorar siempre el riesgo de isquemia, no circulación de la sangre, que se deriva de su colocación.
  2. Un torniquete se coloca sólo y únicamente en una extremidad; NUNCA en otro lugar del cuerpo
  3. Es preferible hacerlo con una venda ancha más de 5 cm. Nunca con una cuerda, cordón o alambres, porque daña los tejidos sobre los que se aprieta.
  4. Anotar siempre en un sitio visible para los demás que se ha colocado un torniquete, dónde y a qué hora.
  5. Su empleo originará daños permanentes en músculos, nervios y vasos sanguíneos
  6. En situación de compresión mayor 4-8 horas con shock
  7. Ante la decisión preferiblemente alertar a Servicios de Urgencia (solo si la vida de la víctima está en peligro)
  8. Nunca se aflojará un torniquete
\"\"

TRAUMATISMOS:EGUINCES,LUXACIONES Y FRACTURAS

Definición:

Se considera traumatismo, en general, cualquier agresión que sufre el organismo a consecuencia de la acción de agentes físicos o mecánicos.

Los principales tipos de traumatismos, según la zona afectada se clasifican en:

  1. Traumatismos articulares: afectan a las articulaciones.
  2. Esguinces Luxaciones
  3. Traumatismos óseos: afectan al hueso.
  4. Fracturas

1-  Los traumatismos articulares

Son los traumatismos que provocan lesiones en las articulaciones óseas o en los elementos que las componen:

ESGUINCE: es la separación momentánea de las superficies articulares, que producen la distensión (o rotura) de los ligamentos y partes blandas, generalmente tras un movimiento forzándote la articulación .

Signos y síntomas:
  • Dolor intenso, localizado en el punto de la lesión
  • Inflamación de la zona.
  • Impotencia funcional más o menos manifiesta; imposibilidad de realizar movimientos habituales de esa articulación.

Primeros auxilios en caso de esguince:

  • Inmovilizar la articulación afectada mediante un vendaje compresivo.
  • Elevar el miembro afectado y mantenerlo en reposo.
  • Aplicar frío local.
  • No aplicar pomadas antiinflamatorias ni analgésicas (enmascaran síntomas)
  • Traslado a Centro Sanitario para valoración de la lesión por personal médico.

LUXACIÓN: es la separación permanente de las superficies articulares. A diferencia del esguince, estas no vuelven a su posición normal. Según el grado de separación de las superficies articulares puede ser completa o incompleta.

Signos y síntomas:
  • Dolor muy agudo.
  • Inflamación
  • Impotencia funcional, no hay movimiento de la articulación o este es anómalo.
  • Deformidad (comparar con el miembro sano),

Primeros auxilios en caso de luxaciones:

  • Inmovilizar la articulación afectada tal y como se encuentre.
  • NO intentar reducir la luxación.
  • Traslado a un centro sanitario para su reducción y tratamiento definitivo por personal sanitario.
  • Observar circulación distal a través de pulsos periféricos, coloración y temperatura de la piel
  • Contraindicado traccionar en cualquier caso

2-    Fracturas

Son la pérdida de continuidad en el hueso. Puede ir desde una simple fisura a fractura completa del hueso.

Clasificación:

  • Fracturas cerradas: la piel permanece INTACTA. NO hay herida.
  • Fracturas abiertas: hay herida próxima al foco de fractura.

Síntomas de las fracturas:

  • Dolor que aumenta con la movilización de la zona.
  • Impotencia funcional acusada en función del hueso fracturado.
  • Deformidad o acortamiento, (según el grado de desviación de los fragmentos rotos).
  • Amoratamiento (con edema y hematoma de la zona).

Complicaciones:

  • Posibilidad de lesión en las partes blandas adyacentes: vasos sanguíneos, nervios, etc.
  • Hemorragia y shock hipovolémico, por la lesión de los vasos. Importante especialmente en pelvis y diáfisis femoral o politraumatizado.
  • Infección (fracturas abiertas) por la herida.
  • Shock neurogénico por el dolor

Primeros auxilios en caso de fracturas:

  • Evaluación inicial del paciente
  • NO movilizar al accidentado si no es absolutamente necesario (riesgo de incendio, etc.) para evitar agravar la fractura.
  • Retirar anillos, pulseras y relojes (en caso de afectar la extremidad superior).
  • Explorar la movilidad, sensibilidad y pulso dístales (si no hubiera realizar ligera tracción manteniéndola desde la raíz del miembro).
  • Inmovilizar el foco de la fractura (sin reducirla), incluyendo las articulaciones adyacentes, es decir por arriba y debajo de la zona de fractura, con férulas rígidas, evitando siempre movimientos bruscos de la zona afectada o moviéndola. Las inmovilizaciones NO deben estar muy apretadas.
  • Cubrir la herida con apósitos estériles en el caso de las fracturas abiertas, antes de proceder a su inmovilización y cohibir la hemorragia.
  • Trasladar a Centro Sanitario para tratamiento definitivo con extremidades afectadas elevadas previa inmovilización.

3-    Principales inmovilizaciones

En la extremidad superior:

En cabestrillo, con pañuelos triangulares o la ropa de la propia víctima. Con soportes rígidos (tipo tablillas de madera).

\"\"

En extremidad inferior y pelvis:

\"\"

Después de las heridas, los traumatismos cerrados de las extremidades son las lesiones más comunes que provocan consulta por accidente: contusiones, esguinces, luxaciones y fracturas. Además de ellos, los traumatismos craneoencefálico y de la columna cervical se cuentan probablemente entre las lesiones más temidas.

error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×