Fatiga – Aptitud Psicofisiológica | Medicina Aeronáutica

FATIGA DE VUELO

Estado patológico que se produce durante la actividad de vuelo, consiste en un agotamiento físico y mental, que se traduce en: deterioro de la cantidad de trabajo, falta de entusiasmo, imprecisión, laxitud, tedio, desinterés y bajo rendimiento entre otros síntomas.

Existen tres tipos diferentes de fatiga de vuelo:

  • Fatiga Aguda: Es un deterioro psico-fisiológico adquirido durante el vuelo y a la finalización del mismo. La sintomatología incluye: impaciencia, irritabilidad, tendencia al sueño, dificultad en la concentración, incoordinación de los movimientos, astenia, mialgias, inhabilidad del sujeto para reconocer la fatiga. Existe una reducción en el campo visual por pérdida de la visión periférica lo que provoca una disminución de la capacidad para percibir la información disponible a través de los instrumentos y un incremento en el tiempo necesario para vigilar todo el tablero.
  • Fatiga Acumulativa: Aparece al fin de una serie de dos o más vuelos, ocurre tras un período de días o semanas de recuperación inadecuada en los períodos de descanso. Se origina después de varios episodios continuos de fatiga aguda sin recuperación de ellos. Los síntomas y signos son similares a los de fatiga aguda pero se agrega cefalea, taquicardia, lumbalgias, gastritis, irregularidades de sueño.
  • Fatiga Crónica: surge a través de varios episodios de fatiga acumulativa como resultado de una actividad de vuelo muy intensa, sostenida durante mucho tiempo.

Síntomas y signos: irritabilidad, inestabilidad emocional, insomnio, alucinaciones, pesadillas, alteraciones de la libido, agitación, ansiedad, temblor, pérdida de la memoria. La posibilidad que aparezca el fenómeno de distorsión temporal se incrementa frente a una situación de peligro o durante la resolución de una emergencia.

            El cuadro de fatiga se puede originar por:

  • Descanso inadecuado: se incluyen todas las patologías de sueño (insomnio).
  • Alteración del ritmo circadiano: lleva aparejada alteraciones del sueño.
  • Exceso de actividad física o psicointelectual.
  • Monotonía y la falta de estimulación, también pueden generar fatiga.
  • Factores ambientales: ergonomía de la cabina, hipoxia, desorientación
  • Tripulación: coordinación y trabajo en equipo.
  • Grado de entrenamiento individual y de la tripulación.
  • Influencias sociales (familiares, laborales, económicas).

A su vez, estos signos y síntomas se presentan por fases:

  • Fase Inicial: cefalea discreta, aumento de tono muscular, irritabilidad, alteraciones digestivas, anorexia, dolor en epigastro y diarrea, aumento del sentido autocrítico, distracciones fáciles, comienzo de inadaptación al medio, astenia y una tendencia al consumo de alcohol.
  • Fase Final: hiporreflexia, depresión, falta de interés, falta de concentración, frío en manos y pies, retraimiento social, descuido en el aseo personal, palpitaciones, dolor precordial, calambres y disminución de la libido.

En cualquiera de los casos se puede concretar un accidente en vuelo, el que se puede producir por alguno de los siguientes factores (o varios de ellos):

  • Mala interpretación de los instrumentos de vuelo
  • Respuestas lentas y tardías
  • Falta de presión en las respuestas
  • Sobre la valoración de datos y atención focalizada
  • Distracciones fáciles
  • Incoordinación
  • Alteración de la autoconfianza
  • Perdida de la autocrítica
  • Falta de control distributivo

PERTURBACIONES DEL SUEÑO Y DEL RITMO CIRCADIANO

El ritmo circadiano se describe mejor como un reloj biológico interno que regula nuestras funciones corporales, basado en el ciclo de sueño/vigilia. Son importantes para los patrones de alimentación, patrones de actividad de ondas cerebrales, producción de hormonas, regeneración celular, entre otras.

En el momento que nuestro ritmo circadiano normal es alterado o interrumpido, tendrá un impacto fisiológico y en nuestro comportamiento. Los ritmos circadianos normales son naturalmente alterados por el envejecimiento.

            Los Pilotos, personal aeronavegante y pasajeros que sufren de Alteraciones del ritmo circadiano pueden experimentar una o más de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para conciliar el sueño y para quedarse dormido.
  • Incremento de somnolencia durante el día.
  • Falta de energía durante las mañanas o incremento de energía en la noche
  • Dificultad para concentrarse, permanecer alerta o realizar tareas mentales.
  • Dormir más de lo necesario o tener problemas para despertarse.
  • Incremento del mal humor.

JET LAG

Es una alteración del ritmo circadiano. El síndrome de cambio rápido de zona de uso horario, parece ser el que tiene mayor impacto en nuestro organismo. Este síndrome consiste de síntomas que incluyen una somnolencia excesiva y baja de alerta durante el día en la gente que viaja a través de las zonas de uso horario. Otros síntomas: Fatiga, insomnio, desorientación, dolores de cabeza, problemas digestivos, mareo.

Aptitud Psicofisiológico: mantenimiento de la Aptitud, programa de entrenamiento, fármacos compatibles con la aptitud, dietas, incapacitación súbita en vuelo (velada y manifiesta).

La aptitud psicofisiológica es el conjunto de disposiciones físicas, psíquicas y fisiológicas que debe poseer el personal examinado para cumplir con las exigencias requeridas para la actividad aeronáutica. Por tal motivo, la evaluación consta de diversos exámenes desde las especialidades de medicina clínica, oftalmología, bioquímica, odontología, cardiología, fonoaudiología, psicología y psiquiatría, entre otras.

MANTENIMIENTO DE LA APTITUD

La RAAC 67 establece los estándares médicos para el otorgamiento de la Certificación Médica Aeronáutica (CMA) necesaria para la obtención de las licencias, certificados de competencia y habilitaciones de acuerdo a las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil (RAAC) así como los requisitos para designar y autorizar a los Médicos Examinadores Aeronáuticos (AME) y los Centros Médicos Aeronáuticos Examinadores (CMAE), por parte de la Autoridad Aeronáutica Civil.

Para realizar los trámites, la ANAC aprobó el Casillero Aeronáutico Digital (CAD).

A través del mismo, los usuarios en general (personal aeronáutico, empresas aéreas, alumnos, escuelas de vuelo, etc.) podrán gestionar trámites en línea, tales como solicitar una certificación médica aeronáutica (CMA), generar una inspección para el otorgamiento de una licencia y/o habilitación adicional, entre otras funciones.  

Para iniciar el proceso de obtención de una Certificación Médica Aeronáutica (CMA) se deberá ingresar al Casillero Aeronáutico Digital (CAD) del sitio oficial ANAC, donde deberá autorregistrarse como usuario aeronáutico.

Una vez que el interesado obtenga su usuario y contraseña deberá ingresar en el CAD para comenzar el proceso de la CMA propiamente dicho.

La declaración jurada se debe hacer on line, y se deberá seleccionar el CMAE o AME (centro donde se realiza la evaluación) al que desee concurrir para la realización de su CMA.

De acuerdo a la RAAC parte 67, se establecen cuatro (4) Clases de Certificación Medica Aeronáutica. La Case I siempre habilita a las clases inferiores, no excediendo el tiempo de la clase emitida, siendo mandatoria la obtención de la clase que habilita la licencia, sin perjuicio de poder sólo habilitar licencias que requieran clase inferior únicamente. Asimismo, las clases II y III, podrán ejercer las atribuciones de la clase IV siempre que no exceda el tiempo de vigencia de la clase emitida.


Las licencias contenidas en cada clase y su vigencia, se enumeran a continuación:

\"\"

Dependiendo de la licencia, certificado de competencia y/o habilitación que posea o a la que aspire, la RAAC parte 67 determina en sus Subparte A, B, C, D y E los requisitos médicos necesarios a satisfacer para obtener una CMA. Y también especificará las condiciones médicas causales de No aptitud para obtener una CMA.

En caso de no aptitud temporal (ej: embarazo, enfermedad, carpeta médica, etc.), el CMA será suspendido temporalmente hasta que la persona sea dada de alta de su condición. En este caso, se deberá informar a la ANAC al comienzo de la carpeta médica y posteriormente, en donde se le volverán a realizar las evaluaciones para otorgar nuevamente la licencia.

En caso de no aptitud, puede solicitar reconsideración a sus requisitos médicos al Comité de Aptitud y Dispensas (CAD), de acuerdo a lo establecido en la RAAC parte 67, 67.17.

FÁRMACOS NO COMPATIBLES CON LA APTITUD

Es necesario conocer los efectos de fármacos sobre la aptitud psicofísica de postulantes y titulares de licencia aeronáutica, así como los eventuales riesgos para la seguridad operacional.

Existen muchas patologías que requieren uso crónico de medicamentos, cuyo efecto no compromete la seguridad, por lo que usarlos, puede ser permitido. Sin embargo, cualquier tratamiento farmacológico, prescrito o no prescrito, puede eventualmente afectar la capacidad psicofísica de un postulante.

Los fármacos son importantes en actividades aeronáuticas porque:

  • Cualquier fármaco es, eventualmente peligroso, hasta que no se demuestre lo contrario.
  • No existen fármacos libres de reacciones adversas a medicamentos, las que podrían incapacitar súbitamente a postulante o titular de licencia aeronáutica.
  • Todos los fármacos producen cambios fisiológicos que pueden afectar la capacidad del piloto, tripulante o controlador de tránsito aéreo.
  • La condición médica subyacente, podría incapacitar al solicitante para actividades de vuelo.

A continuación, presentamos una guía de fármacos, según efecto terapéutico:

1. Analgésicos y antiinflamatorios: están permitidos en personal aeronáutico, siempre que no tengan efectos adversos e incluyen a los siguientes: ibuprofeno, paracetamol, aspirina, etc. Los analgésicos con efecto sobre el SNC están contraindicados. Estos incluyen: morfina, tramadol, etc.

2. Antiacné: requieren un periodo de dos (2) semanas, fuera de actividades aeronáuticas, al inicio del tratamiento, ya que puede traer efectos adversos visuales (disminución de la visión nocturna, encandilamiento) y psiquiátricos (depresión). Por lo anterior, para permitir su uso y, al discontinuarlo, el solicitante debe presentar un informe médico que descarte estos efectos adversos y mientras dure el tratamiento su licencia aeronáutica estará restringida con la siguiente limitación: “no válida para vuelo nocturno”.

3. Antiácidos: no están contraindicados.

4. Antiarritmicos: El fármaco dofotilide no es aceptado en aviación. Los siguientes fármacos podrían ser aceptados, sólo a criterio de la Junta Médica y bajo dispensa: Sotalol, Verapamil, Amiodarona, Digoxina, Propafenona.

5. Antibióticos: se permite el uso en personal aeronáutico, pero cada caso debe ser evaluado en forma individual y se exigirá permanecer fuera de actividades aeronáuticas por un período mínimo de 48 horas.

6. Antifúngicos: el uso de este tipo de fármacos será evaluado indivudualmente.

7. Antimaláricos: Cloroquina y malarona podrían ser aceptados para la profilaxis de malaria. Se exigirá un período de observación de 24 horas, previo a sus actividades, para evaluar posibles efectos adversos.

8. Antivirales: Se evaluará caso a caso.

9. Anticoagulantes. Se permitirá el uso el uso de anticoagulantes orales.

10. Antidepresivos: Se permitirá el uso el uso de antidepresivos, sólo si la Junta Médica determina que tanto la patología como el fármaco utilizado por el solicitante, no significa un riesgo para la seguridad operacional.

11. Ansiolíticos y sedativos: Cualquier fármaco con efecto sedativo, tales como hipnóticos, ansiolíticos, relajantes musculares y cualquier sustancia psicotrópica, están contraindicados en personal aeronáutico.

12. Antihistamínicos y descongestionantes: Los antihistamínicos sedativos,

NO está permitidos en personal aeronáutico. Los antihistáminicos no sedativos, están permitidos.

13. Antihipertensivos: están permitidos en actividades aeronáuticas. Siempre debe usarse la mínima dosis efectiva y garantizar ausencia de efectos adversos. Antihipertensivos con efecto central, están permitidos en aviación.

14. Antianginosos: están contraindicados para actividades aeronáuticas.

15. Colon irritable: algunos fármacos utilizados para el síndrome de intestino irritable que tienen efecto sobre el SNC y por ende, están contraindicados.

16. Déficit atencional: están contraindicados en actividades aeronáuticas.

17. Disfunción eréctil: Podrían autorizarse algunos fármacos para la disfunción eréctil, pero el solicitante deberá esperar un periodo de tiempo después de su uso, para iniciar las actividades.

18. Hipoglicemiantes orales: que tiene riesgo de producir hipoglicemia están contraindicados para Personal Aeronáutico.

19. Hipolipemiantes: están permitidos en actividades aeronáuticas.

20. Hipertrofia prostática benigna: podrían autorizarse según el caso.

21. Antiglaucomatosos: no están contraindicados.

22. Pérdida de peso: están contraindicados para actividades. Los preparados herbales para perder peso, tampoco son aceptados para actividades aeronáuticas.

INCAPACITACIÓN SÚBITA EN VUELO (VELADA Y MANIFIESTA)

La incapacitación es la reducción de la aptitud de un tripulante por debajo del nivel necesario para cumplir una tarea o misión con seguridad.

Puede ser Manifiesta, cuando el comportamiento de quién la padece no ofrece lugar a dudas (ej. pérdida de conciencia, crisis convulsiva, ataque cardiaco, hemorragia nasal, etc.) o Velada cuando no es percibida ni por quién la padece ni por los que le rodean debido a que no se manifiesta claramente, lo que potencialmente la convierte en más peligrosa, especialmente por su difícil diagnóstico (ej. miedo, distracción, ansiedad, imprudencia, etc.).

Características de la incapacitación manifiesta:

  • Aparición repentina
  • Pérdida total de facultades
  • Fácil detección
  • Permanente, larga, duradera
  • Menos frecuente
  • Causas físicas/orgánicas

Características de la incapacitación velada:

  • Aparición lenta, progresiva
  • Pérdida parcial facultades
  • Difícil
  • Temporal corta duración
  • Más frecuente
  • Causas psicosociales

Las causas de incapacitación física más importantes son:

\"\"

Las claves para la detección precoz son:

  • Uso de los procedimientos estándar
  • Observación cruzada rutinaria de los instrumentos
  • Asumir concepto de \”Tripulación a prueba de fallo\”
  • Usar la \”regla de la doble comunicación\”
  • Si la tripulación opera habitualmente según procedimientos estándar, será mucho más fácil detectar la desviación de la normalidad.

El objetivo final de reducir el número de incapacitaciones y disminuir las consecuencias en caso de que ocurran, debería formar parte de cualquier Programa de Seguridad de Vuelo a desarrollar por la Compañías Aéreas. El piloto cuando comience su trabajo cada día, y antes de empezar debería autorealizarse un check-list de su propio estado psicofísico, y decidir si está en condiciones o no de volar.

error: DERECHOS DE AUTOR
×
¡Hola estamos para ayudarte!
×